VIRGEN DE GUADALUPE


Hace una semana que festejamos a la Virgen de Guadalupe, la Virgen Morena, el cantarle las mañanitas, el mirarla fijamente a los ojos, el sentirla a mi lado, es algo tan hermoso que no se cómo explicarlo.
Justo esa noche, el 12 de Diciembre, me sentí un poco egoísta porque le pedí por la salud de una amiga que había comido un fruto espinoso y le había lastimado la garganta, tenía días sin saber de ella y le pedí a la Virgen Morena, a mi Madre Celestial, que la cubriera con su manto con el mismo amor con el que me protege.

Mi corazón saltó de emoción, unas lágrimas salieron de mis ojos, lágrimas de alegría porque ella, mi Madre Celestial me escuchó, mi amiga se encuentra perfecta, ese fruto no hizo daño, mi hermana, porque también es hija de la Virgen, se encuentra bien.


A una semana, ahora que estoy más tranquila, sigo sintiéndome contenta, sigo sintiéndo como su manto nos protege a mi mami y a mi.


Gracias Madre Celestial por no desampararnos, gracias por escucharme a pesar de no hablarte tan seguido como quisiera.

1 comentarios:

Carmen Rosa | 19 de diciembre de 2008, 02:30:00 GMT-6

Amen. La Virgen de Guadalupe es maravillosa y siempre atiende las oraciones que salen del corazón Ross.
Te cuento que ella, la Virgen de Guadalupe es la Patrona del barrio donde vivo y durante todo el mes de diciembre se celebra su aniversario con diversos acontecimientos.
Bendiciones y mucha luz para ti y para tu mamá.