MUÑEQUITO DE REYES


Como es tradición, mami y yo compramos una Rosca de Reyes, es nuestra forma de recordar y celebrar su llegada, pero sobre todo, de compartir un lindo momento, no es cuestión de partir la rosca y comer el pan y ya, si no que esos minutos en que desayuno y ceno con ella, aunque parezca mentira, se convierten en minutos mágicos, convserso con ella no como todos los días del año, si no de una forma diferente, se siente una energía que no puedo describir.

Cuando era niña, recuerdo que escapaba de la rosca porque los muñequitos me seguían, en una ocasión ella se sacó uno de los muñequitos y yo vine a sacarme en total cinco. Con el pasar de los años, entendí que eso no era malo, al contrario, que era muy bueno. Mami y yo, hoy día, envolvemos en una servilleta el 1er muñequito que saquemos de la rosca, en la servilleta le escribimos el nombre de un Santo para que nos proteja durante todo un año.

La Rosca de Reyes se ha terminado, los 3 muñequitos han salido, hasta el próximo año saborearemos de otra rosca, pero lo que me ha dejado en ésta ocasión, es el darme cuenta de que mi mami fue, es y será siempre mi todo, que esos momentos felices, compartiendo la mesa, platicando de todo, son los momentos que no cambiaría por nada del mundo.

Quizá en éste espacio no me sepa explicar bien, pero se que muchos me entenderán....

1 comentarios:

Ocean_Dream | 9 de febrero de 2008, 23:30:00 GMT-6

Que bella tradición amiga!!!
Les deseo lo mejor para este año.
Que Dios las bendiga!!